Saludos

JUAN PABLO OVALLE GRANADOS Presidente Fundador Junta Directiva AMIREX.

JUAN PABLO OVALLE GRANADOS
Presidente Fundador
Junta Directiva AMIREX.

Estimados colegas y amigos.

La búsqueda de nuestros propósitos profesionales y de especialización nos ha conducido a buscar otras fronteras, posibilidades y proyectos, con el sacrificio de dejar a nuestras familias, círculos sociales, costumbres propias de nuestros países etc, para adaptarnos a una nueva cultura, un nuevo sistema, adquiriendo la condición de extranjeros o inmigrantes.

Nuestra formación profesional de pregrado, en sistemas  nacionales de educación universitaria destacados por un nivel de práctica envidiado por compañeros de otros países, y el cumplimiento de los requisitos exigidos para la homologación de nuestros títulos en España,  con la posterior aprobación de un examen nacional en igualdad de condiciones que los nacionales y comunitarios, hacen de nuestra vinculación al sistema de Formación MIR un hecho no “cedido u obsequiado”,  ni muchos menos fortuito.

Con la modulación del cupo de extranjeros en cada convocatoria MIR, algo legítimamente potestativo de la administración española, quienes buscan un equilibro entre la oferta y la demanda interna, somos el colectivo de médicos extranjeros  ese “comodín” que tiene la administración sanitaria de España para solventar las necesidades de residentes que cubran un buen número de plazas. Las estadísticas disponibles al respecto, en los años en que se ha limitado con mayor restricción el cupo para extranjeros, quedando un número importante de plazas desiertas, sustenta esta aseveración.

La relación laboral especial que enmarca al sistema de contratación de los MIR, de TODOS los MIR, regulado por el Real Decreto 1146 de 2006, en cuyo texto  no se hace distinción alguna a la contratación de nacionales, comunitarios o extranjeros, y en concordancia con normativas superiores, aun de carácter nacional, o internacional, ponen claramente de manifiesto la igualdad de derechos  laborales, lo que no excluye, o debería excluir los derivados de un contrato IDENTICO al del MIR Español.

Del mismo modo, nuestro carácter de “estudiantes”, bajo un contrato de doble vertiente laboral/formativo, no solapa  nuestra condición de TRABAJADORES, hecho que va en franca contradicción con las limitaciones impuestas por la administración para acceder al Permiso de Residencia y Trabajo. Sobre estas situaciones existen sentencias de Tribunales Superiores de Justicia en España que avalan estas premisas, las cuales vienen siendo desconocidas sistemáticamente, y cada vez con mayor discriminación, por la administración española.

Aun existiendo un importante subregistro, que en el momento, nos limita a dar un contexto exacto, los casos de desatención en la formación, discriminación, xenofobia y acoso laboral, son hechos comunes en nuestro colectivo, más de lo que el mismo Ministerio de Sanidad y los Colegios Médicos puedan creer o conocer, por la intrínseca circunstancia de que los afectados no se atreven a denunciar estos repudiables hechos, y en muchos casos los que en derecho lo hacen son represaliados, sin que exista dentro del sistema ninguna garantía de indemnidad por ejercer el legítimo derecho de la queja o denuncia.

Convencidos de que la unión de todos los MIR Extranjeros es posible, y de poder lograr la atención debida por parte de los entes de la administración española, nuestra Asociación, legalmente constituida, se presenta ante nuestro colectivo como un punto de reunión, debate, ayuda y representación, y se manifiesta abierta al dialogo, la concertación, la construcción y el entendimiento con el Ministerio de Sanidad  y las demás oficinas o entes de la administración u organización del Sistema Sanitario Español.

Colegas, la Junta Directiva y Asociados de Amirex, extendemos la invitación a ser parte de activa de Amirex, y apoyar con su asociación la única organización propia y en representación de nuestro colectivo, que tiene como objetivo “favorecer nuestro bienestar y defender nuestros derechos”.